SOBRE MÍ

Soy María, mujer, mamá de Alma y Ángel, especialista en educación emocional, trabajadora social y actualmente formándome en psicoterapia humanista y bioenergética.
Desde mi profesión, me he dedicado al ámbito de la educación no formal en diferentes contextos, bajo una mirada totalmente diferente a la que tengo en la actualidad.
Mi maternidad fue un punto de inflexión en mi vida, replanteándome muchos aspectos, entre ellos la crianza de mis hijos y la educación. Al nacer mi primera hija, empecé a sentir que no estaba cómoda actuando con ella desde los “patrones establecidos” en esta sociedad que vivimos. Yo no podía dejar a mi hija llorando en un carro para que no se acostumbrara a mis brazos, no podía dejarla sola en las noches sabiendo que lo que necesitaba era mi contacto y mi calor, y yo el de ella, y así, con otras muchas cosas, y en mi deseo de respetarla, comenzó mi inquietud y mis lecturas sobre lo que decían que era “crianza respetuosa” o “crianza con apego”. Durante los primeros años de mis hijos, he estado leyendo, asistiendo a talleres y escuelas de la familia, compartiendo con gente maravillosa y formándome en este ámbito.
En toda esta búsqueda, empecé a formar parte también de La Tribu de Madres conscientes, una plataforma online de apoyo, de crianza, de educación y de crecimiento personal, guiada por Yvonne Laborda, terapeuta humanista y holística, y María José Cifuentes, donde con el acompañamiento de ellas dos, y de muchas otras mujeres, empecé a mirarme yo de verdad, a darme cuenta de que todo lo que quería llevar a cabo no era posible si antes no tomaba conciencia de mis propias creencias limitantes, las aceptaba, y desde ahí, empezaba a crecer para poder ser la mujer, la madre, la compañera, y en definitiva la persona que quiero ser.
Gracias a esta inquietud, llego al Máster de Educación Emocional e Inteligencias Múltiples, pudiendo fundamentar y ampliar todos los nuevos conocimientos que había ido adquiriendo en esta nueva etapa de mi vida. Esta formación ha sido para mí un antes y un después en mi vida. Un máster vivencial, donde el crecimiento personal y el aprendizaje han ido de la mano en todo momento, bajo una mirada respetuosa y desde el amor. Un máster que me trajo un seguir conociéndome a mi misma y conocer gente excepcional, acompañamiento, amistad, y nuevas oportunidades.
Y así, actualmente me estoy formando en psicoterapia humanista y bioenergética, con la Escuela de Psicología Humanista de Málaga y el equipo de Rumbos, que me siguen acompañando en todo mi crecimiento y transformación.

Anuncios